THE RITZ-CARLTON ORLANDO GRANDE LAKES

THE RITZ-CARLTON ORLANDO GRANDE LAKES

Invocar la noción de un «oasis» es un concepto poderoso en marketing, pero no siempre es exacto. Escuchamos la palabra que se usa para describir campos de golf y complejos turísticos cuando lo que realmente significa es que el lugar es verde y bonito. Como resultado, «oasis» se ha convertido casi en un cliché, usado indistintamente con «belleza».

El concepto original de oasis es mucho más definido. Para ser precisos, debería referirse a un área de belleza que surge en medio de algo indescriptible o desolado, un lugar de respiro en medio de la turbulencia. Nada podría describir mejor a Grande Lakes Orlando, una propiedad de JW Marriott y Ritz-Carlton ubicada en el medio de la región menos explotada del centro-sur de Orlando, pero a solo minutos de la conmoción de los parques temáticos y centros de convenciones.

Aquellos familiarizados con el ajetreo y la confusión de la I-4 y el corredor de International Drive a menudo se sorprenden al encontrar el área que rodea Grande Lakes tan aislada. La propiedad se encuentra en medio de Shingle Creek Basin, una vasta reserva natural y cabeceras de los Everglades aproximadamente a una milla al este de International Drive. El territorio que rodea el complejo, el cual no está prohibido para la construcción, parece estar muy lejos del desarrollo ostentoso común. Cuando Grande Lakes abrió en julio de 2003 como el resort de spa y golf de lujo más nuevo de Orlando, pareció aparecer de repente en la reserva como una verdadera aparición, o un oasis.

Golf en Grande Lakes

El Ritz-Carlton Golf Club es un diseño de Greg Norman de 18 hoyos que envuelven la base del complejo y se extienden hacia partes remotas de Shingle Creek Basin.

Al igual que con muchos de los diseños del sudeste de Norman, The 

Ritz-Carlton Golf Club, Orlando, presenta «fairways» anchos con «greens» coronados poco o nada ásperos y suavemente contorneados los cuales se desvanecen en áreas estrechas de «chipping. Como se esperaba, prácticamente no hay cambios de elevación en la propiedad, por lo que la mayor parte del desafío y la intriga provienen de la interacción de la cancha con los humedales, así como varios obstáculos de agua artificiales y el doble bunkering: bunkers de arena blanca cortados tradicionalmente.

Con fairways anchos, los diseños de Norman siempre se han adaptado al juego tipo resort. El diseño de Grande Lakes requiere pocos golpes esforzados, los bunkers no son prohibitivamente profundos y las áreas de chip permiten a los jugadores potear, chipear o acomodar sus tiros sin puntería de regreso al green. Los obstáculos de agua laterales, especialmente en la recta final y la vegetación propia del lugar que rodea los hoyos pueden desaparecer tiros realmente erráticos, pero en general, Grande Lakes tiene espacio suficiente para la mayoría de los jugadores. 

Sin embargo, la gran innovación de este tipo de campo, y nuevamente, esto es algo implícito en la mayoría de los diseños de Norman, es que, si bien es cómodo para el jugador del resort, hay mucho músculo y estrategia involucrados para el jugador competitivo. Los profesionales del PGA Tour de Orlando, Tiger Woods, Mark O’Meara y John Cook, entre otros, han visitado el campo en varias ocasiones y han felicitado el diseño y su acondicionamiento superlativo. Según el último informe que tenemos, Woods todavía tiene el récord del campo.

Campos como estos son diseños de ángulos (angle designs). Hay mucho espacio libre para llevar la pelota, pero debido a la forma en que están orientados los greens (en ángulo contra los obstáculos y bastante estrechos en algunos lugares), el jugador debe conducir la pelota alrededor de los obstáculos y maniobrarla hacia un lado u otro del fairway, con lo cual obtendrá una clara ventaja para llegar al green. Las posiciones de los hoyos en los greens se pueden organizar para darle al jugador la opción de jugar con seguridad hacia el centro del green o tomar una línea más arriesgada colocando las banderas en áreas del green protegidas por obstáculos.

La preservación del ecosistema del área se enfatizó especialmente durante el proceso de diseño y construcción del campo. Los golfistas están rodeados por un área próspera con estanques, humedales, robles y cipreses. El resultado es un campo increíblemente hermoso realzado por elementos naturales raros. The Ritz-Carlton Golf Club, Orlando, Grande Lakes es un santuario cooperativo certificado de Audubon. Avalado por la Asociación de Golf de los Estados Unidos, el Programa Santuario Cooperativo Audubon para Campos de Golf proporciona información y excelencia para ayudar a los campos de golf a preservar y mejorar el hábitat de la vida silvestre y proteger los recursos nacionales. Tambien, el Ritz-Carlton Golf Club, está certificado por GEO ™, un símbolo que indica que una instalación de golf ha cumplido con un estándar creíble en las áreas de naturaleza, agua, energía, cadena de suministro, control de la contaminación y comunidad, y está comprometido a mejorar continuamente. Todo ello lo ha hecho merecedor de incontables premios y reconocimientos.

PNC Father Son Challenge

Este maravilloso lugar alberga el gran campeonato entre padres e hijos. Durante más de 20 años, el PNC Father Son Challenge ha brindado una oportunidad para que los golfistas profesionales jueguen una competición de golf junto a sus hijos, mostrando los lazos y recuerdos que se crean tanto dentro como fuera de las cuerdas. En 2017, comenzó la transición de permitir que los campeones más jóvenes del juego compitieran junto a sus padres. En 2019, tuvimos a nuestra primera campeona mayor femenina, Annika Sorenstam, jugando junto a su padre durante una semana inolvidable en la historia del golf.

En 2020, el torneo cambió su nombre a Campeonato de la PNC para reflejar en qué ha evolucionado el evento a lo largo de los años y representar con precisión la composición y la envergadura actual del campo. El campo siempre ha albergado y seguirá albergando a los campeones más emblemáticos del golf. Además, este año, el 82 veces ganador en el TOUR, Tiger Woods, hará su debut en el torneo con Charlie, su hijo de 11 años que ya se ha establecido como un notable golfista junior en Florida.

Share

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Stay in touch

Subscribe To Our newsletter