ÉCHALE HUEVOS

PONLE MÁS HUEVOS

Hace mucho tiempo, cuando estaba aprendiendo a comer, vivía cansado y hambriento. A la hora del desayuno abusaba de los bollos y de la mermelada, en la comida de las hamburguesas y de las sodas, y en la cena, mejor ni te cuento.

Aprender a alimentarse debería formar parte de la educación básica que recibimos desde pequeños, deberían educarnos para que cada uno de nosotros tenga una pequeña noción de los hábitos que son saludables y los que no. Sin embargo, el problema no solo está en lo que no nos enseñan en la escuela sino en lo que no nos enseñan en casa.

La realidad es que muchos de nuestros padres tampoco tenían muy claro que era saludable y que no pues, durante muchos años, ideas erróneas sobre alimentación los llenaban de dudas y no tenían acceso a la información, como hoy, para desmentirlas

¿Cuántas veces no has escuchado que comer huevos todos los días puede ser perjudicial para la salud?

Los huevos han sido víctimas de gran parte de estas ideas equivocadas. La desinformación y los bulos que se han desarrollado alrededor de ellos son increíblemente extensos, basta con entrar en Google y buscar la palabra “huevos” para encontrar miles de artículos basados en ideas y acusaciones equivocadas.

Como todo, cuando un alimento es consumido en exceso se torna perjudicial para la salud; un ejemplo de esto es el del trigo que en la última década ha sido víctima de la cultura de la cancelación y hay personas que le temen más al Gluten que al Covid.

Pero la realidad del huevo es otra, es un alimento con un origen humilde que ha formado parte de nuestras dietas desde hace muchos años y no podemos dejarlo de lado, sino, por el contrario, debemos fomentar su consumo responsable debido a la alta calidad de nutrientes que ofrece, además de su relativo bajo coste.

Eso si, por mucho que nos guste, debemos recordar que la única forma de comerlo no es frito.

Todo en mi vida cambió cuando comencé a incluir huevos en mi desayuno, los atracones por hambre a media tarde poco a poco fueron desapareciendo al igual que la ansiedad por comer dulces, es increíble lo que una pequeña porción de proteínas a primera hora de la mañana puede lograr.

Poco a poco fui bajando de peso y mis entrenamientos mejoraron de tal forma que ahora es a mí a quien le preguntan ¿cuál es el secreto para un drive tan poderoso? No puedo sino sonreír y decir que mejoré mi juego cuando aprendí a comer.

3 formas de comer huevos en menos de 10 minutos:

  • Cocerlos en agua: comenzamos en agua hirviendo y lo dejamos cocer durante 8 minutos, esto nos da una clara sólida y una amarilla a medio cuajar, cuando lo probemos esa sensación casi líquida hará explotar todo el sabor en nuestra boca.
  • Tortilla francesa: rompemos y batimos 2 o 3 huevos y ponemos una sartén a todo gas, cubrimos la sartén con una pequeña película de aceite, vertemos los huevos cuando la sartén este humeando y movemos rápidamente con la ayuda de una cuchara, giramos sobre si misma y cocemos por 5 minutos.
  • Escalfados: desde una olla con agua hirviendo, cascamos el huevo y movemos un poco para evitar que el huevo caiga en el fondo, dejamos cocer 7 minutos y escurrimos con la ayuda de una espátula.

Escrito por Roberto Nunes

Share

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Stay in touch

Subscribe To Our newsletter