CUIDA TU CUERPO EN CASA

CUIDA TU CUERPO EN CASA

El avance del coronavirus ha cambiado nuestras rutinas y nos ha dejado en casa para evitar que el Covid-19 siga expandiéndose. Hemos modificado nuestros hábitos, nuestra libertad de circulación se ha visto reducida y solo podemos salir de casa si es expresamente necesario, pero no por ello debemos permitir que el sedentarismo se apropie de nuestra rutina.

Según un estudio de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido, 14 días de inactividad física total producen una disminución de la función cardiovascular y de la salud metabólica, la grasa corporal aumenta, al igual que la circunferencia de la cintura y la grasa del hígado. Nos volvemos más resistentes a la insulina, lo que provoca que se acumule un exceso de azúcar en la sangre y aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Si optamos por no movernos, seguramente salgamos de la cuarentena peor que cuando la comenzamos.

La falta de esfuerzo, o la mayor fuerza de flujo sanguíneo a través de las paredes de los vasos durante el ejercicio, puede contribuir a tener una peor salud del flujo sanguíneo.

Esto se debe a que cuanto más ejercicio practiques y bombees más sangre, tu corazón y tus arterias ganarán en salud. Por todo eso, ahora más que nunca se hace necesario potenciar el movimiento y las rutinas de ejercicio como herramientas infalibles para no coger peso, mantener la forma física, liberar la mente y estar sano. Además, si nos descuidamos, cuando podamos volver al campo de golf, nuestro swing se habrá desmejorado notablemente y seguramente habrá lesiones.

EMPEZAR EL DÍA CON UNA RUTINA BÁSICA

Lo mejor es comenzar el día temprano, ponerse el despertador con un horario fijo y una ducha rápida que nos ayude a despertar. El primer ejercicio básico que debemos hacer es de relajación y estiramiento, aliviar el cuello y la espalda por la mala postura de mirar la televisión, la computadora o el celular. Comenzar con una rotación de hombros, rotación de cabeza, estirar el cuello, la columna, brazos y hombros.

La pared de tu casa puede ser tu aliada. Apóyate en ella para estirar las piernas, los isquiotibiales o los gemelos. El suelo es tu otro aliado, en él puedes estirar la zona abdominal o en el dorsal. 

Mantener la espalda relajada, estirar tanto la columna como los brazos y  aliviar la zona del cuello y hombros, son buenos ejercicios para mejorar el golf durante la cuarentena, porque son las zonas que más impacto llevan durante el entrenamiento.

El yoga puede ser también una buena opción, está de moda y en tiempo de cuarentena es muy recomendable ya que te dará la calma que necesitas para afrontar estos difíciles días.

Otra de las rutinas que debemos incluir en nuestro entrenamiento es la tonificación. Hay muchas rutinas de ejercicio en casa, creadas para tonificar, que puedes seguir.

Es importante que estos días no nos los tomemos como «voy a ponerme en forma» sino más bien voy a intentar mantener mi estado físico, debemos tomárnoslo con calma. No debes olvidar ningún músculo, puedes ejercitar el cuerpo completo o dividir tu rutina y trabajar dos grupos musculares cada día. Lo segundo activará tus músculos de forma mas eficiente, lo único que debes considerar es realizar estas combinaciones de forma correcta, es decir, un grupo muscular grande (pecho, piernas o espalda), con uno pequeño (bíceps, tríceps, isquiotibiales, cuádriceps, abdominales, hombros, etc)

Es muy importante tener los músculos del tronco preparados para el movimiento de rotación. Estos músculos ayudan a mantener la espalda en una buena posición erguida y permiten la rotación de la columna vertebral. Tanto la parte superior como el tren inferior deben estar bien tonificados, y cuando podamos volver al campo, recordar que una buena elongación.

antes de empezar cada ronda de 18 hoyos, es imprescindible para evitar lesiones. Una espalda saludable es la mejor forma de tener buenas técnicas y mejorar el swing de golf.

Finalmente, si tenemos espacio en casa, podemos practicar ejercicios básicos para mejorar nuestra técnica. Pueden practicarse las posiciones usando el palo de golf y simulando el golpe, o sin el.

Girar con referencia. Girar sobre la cintura con los brazos como si tuviésemos un palo de golf, fijarse en una referencia de donde se encuentra nuestra barbilla respecto al hombro izquierdo.

Aprender a  desgirar correctamente. Una vez que has conseguido girar hasta donde te habías marcado de referencia, tirar de la cadera y no de los hombros.

Ganar estabilidad en el swing. Cerrar los ojos, flexionar una pierna, extender los brazos en cruz y mantener el equilibrio el mayor tiempo posible.

Aprender a independizar el movimiento de cintura hacia abajo y de cintura hacia arriba. Girando ambas partes por separado. Este ejercicio hará que cuando giremos en el swing movamos menos las piernas y nos facilitará enroscarnos.

Postura adecuada en el swing. Sacar y meter la pelvis sin mover tronco ni piernas. La idea es sentir más el apoyo y fortalecer los músculos de las piernas.

Hacer ejercicio diario no solo mejorara tu salud, sino también tu estado de ánimo. Una rutina puede ayudar mucho a enfrentar una cuarentena, te mantiene activo, te ayuda a poder dormir las horas necesarias y a no tener insomnio.

No es necesario hacer todos los ejercicios de la rutina de ejercicios, lo importante es estar en movimiento, ejecutarlos siempre con cuidado para no lesionarnos y tener tiempos libre de recuperación, descanso, y para dedicar a la familia. 

Share

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Stay in touch

Subscribe To Our newsletter