¿CÓMO SERÁ EL GOLF POST-COVID?

¿CÓMO SERÁ EL GOLF POST-COVID?

By Francisco Aymerich
CEO Ι GOLF BUSINESS PARTNERS

Aunque todavía no ha pasado la tormenta, ya tenemos que empezar a construir el futuro y la recuperación de una normalidad que terminará volviendo más pronto que tarde. La Industria del Golf también tiene que empezar a diseñar su nuevo orden para cuando escampe.

Parece, aunque no hay que confiarse, que empieza a haber luz al final del túnel. La proximidad de la vacunación masiva, está empezando a generar un halo de esperanza de que la salida está más cerca.

Está llegando la hora de empezar a plantearse el post-COVID, y aunque desgraciadamente muchas, tanto personas, como empresas, ya no estarán, las que queden necesitan prepararse para ese día D+1 que esperamos ya no tarde tanto.

¿Y el Golf?, pues, aunque en muchos aspectos todavía está defendiéndose con uñas y dientes, también entra en fase de replanteamiento. Sin atrevernos a pintar con nitidez como va a ser la situación del sector a partir de ese momento tan esperado de la vuelta a la normalidad, sí podemos identificar algunos rasgos de ese nuevo Golf posterior a la pandemia. 

Crecimiento de la Oferta. Desarrollo de Nuevos Proyectos.

Este capítulo se quedó casi “plano” en los últimos años, en España por ejemplo, desde la crisis de 2.008 se han desarrollado muy pocos proyectos nuevos, a diferencia del periodo 1.996-2.007 donde se pusieron en marcha más de 200, y en USA, se pasó de un crecimiento de más de 500 anuales, a un decrecimiento de casi 200 cada año. ¿Qué va a pasar a partir de que salgamos del COVID?, no esperamos grandes crecimientos en España, igual que en USA, Gran Bretaña y Países Nórdicos, pero sí vemos un importante potencial en Latin-América, sobre todo en Brasil el Caribe. También en áreas como el Norte de África, Europa del Este y otras emergentes.

En este punto de los nuevos proyectos, hay dos factores que van a tener gran repercusión. Por un lado, la política que se establezca en materia de impacto medio-ambiental, que dependiendo de cómo se interprete, puede convertir al Golf como un amigo o llegar a demonizarlo. Esa interpretación va a determinar grandemente el que se puedan facilitar, o no, el desarrollo de nuevas iniciativas. 

El otro factor que va a incidir notablemente en la creación de nuevos proyectos con Golf, es el de cómo se planteen los nuevos desarrollos residenciales en determinadas zonas, ya que sí parece que va a haber una importante demanda, sobre todo en el mercado de jubilados de los países “fríos”, de vivir en zonas abiertas a la naturaleza.  

También el efecto tele-trabajo va a demandar ese estilo de vida, y ahí los campos de golf pueden jugar un importante papel. Por tanto, sí identificamos que volverá a haber nuevos proyectos de golf, aunque muchos de ellos con nuevos formatos, tipo Top Golf, campos executive, etc.

Crecimiento de la Demanda. Número de Jugadores.

Una de las pocas cosas buenas que ha tenido esta pandemia, ha sido que el Golf ha emergido como valor “refugio” para muchas personas que ya jugaban, y, lo más notable, es que ha acercado a muchas otras que no jugaban a descubrir este deporte. El concepto “refugio” utilizado, viene del hecho de que se han percibido muchos de los valores del Golf que hasta ahora existían pero que no habían emergido con toda su intensidad. Dentro de esos valores, el concepto Golf-Salud ha destacado por encima de todos. Además, también se han identificado los beneficios del Golf para la socialización sin aglomeraciones, así como el Golf Fun, elemento clave para el futuro del sector y otros muchos atributos que la sociedad no percibía y que ahora parece que va entendiendo. 

Por todo ello, y por la buena labor, en ese sentido de muchas de las instituciones encargadas de la parte deportiva y de promoción del deporte, las cuales llevaban tiempo desarrollando estrategias como Golf Joven y Golf en Colegios, somos optimistas en que el Golf retome por fin la senda del crecimiento. 

Aunque tradicionalmente la parte business del Golf no se tenía muy en cuenta, ya que hasta hace relativamente poco la mayoría de los campos eran propiedad de sus usuarios, hoy la condición económica del sector tiene vital importancia, y no solo para los campos,  porque toda la cadena de suministros, constructores, maquinaria, etc., depende totalmente de su viabilidad económica. Centrándonos en la situación y perspectivas económicas de los campos, que son las que marcan la temperatura del Sector, sí que debemos mostrar una importante preocupación, ya que un número considerable de ellos están en situación peligrosa, sobre todos los dependientes del turismo.

Es curioso que en una situación de aumento de la demanda, los campos no estén todo lo bien que deberían. El por qué de esta situación no es fácil de explicar, pero algunas claves de por dónde pueden ir los “tiros” del futuro post-pandémico del Golf podrían ser las siguientes:

• Readaptación de los Modelos de Negocio: La época en la que un Campo de Golf era totalmente social, o eminentemente comercial o “pay & play”, se empieza a quedar atrás. En este próximo futuro, la mayoría de los campos, sin olvidarnos de que siempre habrá excepciones de campos únicamente para sus socios, deberán adoptar modelos mixtos. Los casos de los campos en que casi la única vía de ingresos provenía de los jugadores de paso, sobre todo turistas, se han visto muy afectados por las restricciones de movilidad nacional e internacional, además de haberse percibido que hay un mercado importante de residentes en casi todas las zonas al que se debe responder con formas de uso flexibles, por lo que deben de acometer una decidida transformación de su modelo de explotación. Igual pasa con muchos de los casos en que el epígrafe más importante de su cuenta de resultados provenía de las cuotas de los socios. Estos también deberán buscar fórmulas de convivencia con el mercado de visitantes. Este punto de transformación es más cultural que de otro rango y debe ser acometido con mucha determinación hechos los análisis previos correspondientes.

• Desarrollo de nuevos servicios: Otro punto en el que la evolución de las costumbres de la sociedad también debe condicionar a la evolución de las explotaciones de los campos, es la demanda de nuevos servicios por parte de los usuarios. En esta ocasión, el Golf tiene una gran ventaja ya que, en general, los campos tienen unas capacidades físicas, sobre todo en sus casas-club, que les deberían permitir atenderlas de forma exitosa. Actividades como co-working, clases de idiomas, lavado de coches y otras muchas, serían de fácil implementación en muchos campos con el consiguiente valor económico y de servicio.

• Mayor Eficiencia: Otra de las asignaturas pendientes del Sector. El axioma de “hacer más con menos” no se practicaba mucho en nuestra industria y, por supuesto, es una de las cosas que más repercute en unas cuentas de resultados que, hoy más que nunca, requieren de muchísimo oxígeno para respirar. En este capítulo de cómo debemos ser más eficientes en ese futuro próximo, hay dos aspectos claves: la FORMACIÓN de nuestros empleados para que sean más productivos y más polivalentes y la DIGITALIZACIÓN de las operaciones. Reservas y pagos online, CRMs, trabajar en la “nube”, facturación automatizada, son muchas de las tareas que la digitalización debe ayudar para que se consuman muchos menos horas-hombre con la consiguiente liberación que permita dedicar esfuerzos en atender al Cliente, quien al final es el que nos paga a todos.

• Revisión de Canales Comerciales: Los campos, independientemente de si son más orientados a Socios o a Visitantes, no dejan de tener una necesidad comercial permanente, tanto para captar clientes, como para fidelizarlos. Aquí también parece que el futuro nos va a obligar a replantearnos nuestras “zonas de confort” e implantar nuevas estrategias. Procedimientos de Membership Marketing adaptando técnicas de sectores más maduros, Revenue Management, mayor peso de la partida de captación del cliente directo, el que no viene intermediado, son algunas de las transformaciones que este FUTURO nos va a pedir.

Evidentemente, hay muchas otras cosas que la Industria del Golf tendrá que hacer para que el Sector progrese en la etapa post-COVID, pero creo que lo expuesto es una buena reflexión sobre cómo puede ser la película después de esta “batalla” la cual parece que empieza a mostrar un final. Estamos convencidos de que el Golf tiene una gran oportunidad para ocupar ese espacio que siempre hemos creído que se merece por su aportación de valor económico, social, deportivo y, no nos olvidemos, del sanitario que a partir de ahora será fundamental. 

Share

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Stay in touch

Subscribe To Our newsletter