CADA BOCADO IMPORTA

Cada mañana, cuando me dispongo a salir de casa y ya estoy listo para jugar, saber que estoy preparado me hace sentir el rey de la colina. Esta emoción solo la consigo cada vez que me tomo el tiempo necesario para planificar mi juego.

Anteriormente, cuando mi meta no era darlo todo para ganar sino pasar un rato agradable, no le daba importancia al modo en el que reponía mis energías mientras jugaba. Jugar en serio significa tomárselo en serio. Los snacks que comía después de la primera ronda no eran más que simples barras de chocolate que acompañaba con algunas bebidas isotónicas ricas en azúcares. 

Nada de esto ayudaba a mi cuerpo, solo compraba energía barata, un shot rápido de azúcar que me daba fuerzas por escasos minutos. Todo cambió cuando ese amigo que siempre me había humillado en el campo decidió regalarme sus secretos para construir mi juego perfecto.

Ahora, antes de salir de casa preparo mi pequeña cesta, la responsable de darme la ventaja que necesito. Cuando llego al campo la tengo siempre cerca y nunca la abandono, sé que en ella tengo los alimentos que me ayudarán a completar mi juego, son el as bajo la manga. Y, lo creas o no, saber que tengo esta pequeña ventaja hace que el césped huela a victoria.

Come bien, come como los grandes.

La fruta es una importante aliada de la victoria, durante los descansos debemos huir de los alimentos cargados en azúcar y entender que estos son fuentes que no proporcionan energía de calidad. 

Comer galletas o bollos nos van a proporcionar energía que no conseguirá cumplir con lo que necesitamos. Las frutas, en cambio, son una excelente alternativa, una manzana o una banana, son perfectas para reponer nutrientes después de jugar.

Las manzanas están compuestas por aproximadamente un 85% de agua, lo que supone una ventaja a la hora de hidratarnos. Este 85% no es solo líquido, entra al organismo acompañado de una buena carga de potasio y magnesio, minerales necesarios para realizar actividades musculares.

Las bananas, por su parte, ofrecen solamente 89 calorías por pieza, dependiendo siempre de su tamaño. Además de ser rica en azúcares, al igual que la manzana, es rica en potasio y es buena fuente de fibra y de energía para nuestro organismo.  Sin embargo, no solo hay que cuidar la alimentación, la hidratación y la fuente de la misma es muy importante.  Lo recomendable es beber siempre agua, pero también podemos elegir alguna bebida que contenga electrolitos, de esas que llamamos bebidas isotónicas.

Lo interesante de estas bebidas es su capacidad de reponer las sales minerales que perdemos por la traspiración durante el ejercicio. Es recomendable tomarlas con moderación pues aunque nos aportan algo de energía, esta no es de calidad ya que proviene de los azúcares refinados con los que se endulzan estas bebidas.

Lo importante es ser astuto y crear un plan inteligente para reponer los líquidos y la energía que hemos gastado jugando. Siempre que recurramos a alimentos saludables, no solo vamos a tener ventaja en cada golpe, sino también en ese largo descanso que tenemos entre cada Match Play.

Escrito por Roberto Nunes

Share

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Stay in touch

Subscribe To Our newsletter